22 junio 2011

Mírate al espejo y date cuenta de lo que eres: una chica joven y guapa, ¿Qué más quieres?. 
Hemos fijado un prototipo de mujer alta, rubia, con ojos azules, y cómo no, 90-60-90. Pero eso no significa que ésta sea la perfecta, así que no intentes imitarla y sé tú misma. No importa que seas baja y no tan delgada. No importa que no tengas tetas o que tengas demasiado culo. 
Tú eres así, y así te quieren las personas a las que necesitas, así te quieren tus amigos y familia, y así te quieren los que verdaderamente te importan.
Con lo cual, cuando te mires en los reflejos de los cristales de escaparates no te ocultes, y piensa "así soy yo, y a quien no le guste, que no mire"

No hay comentarios:

Publicar un comentario