14 agosto 2011

Esas promesas que nunca fueron cumplidas, que te hicieron ver la realidad de mil maneras distintas, que te hicieron reir por no llorar, que te hicieron putear hasta quedarte sin un hilo de voz, que te hicieron sacar de quicio completamente, que te hicieron pensar hasta llegar al punto de no pegar un ojo en toda la noche, entonces "buena suerte y hasta luego", ya es hora de que dejes de prometer cosas que no querés cumplir en ningún momento de tu patética y corta vida, explicame por favor ¿que mierda ganás haciendo todo esto? ¿te sirve de algo gastar tanto tiempo en lo que segun vos "no te importa"?.
Se dió cuenta que nada estaba normal, estaba en un estado de inercia completo en el que nada te importa y se arriesgó a preguntar: ¿como estas?¿estas bien? alejé mis manos del teclado porque me conozco muchisimo e iba a ser capaz de contestarle con una sonrisa siendo que no estaba bien pero no lo hice, él no se merecía mis palabras y mis explicaciones en vano porque no te importa una mierda mi vida. Apagué todo tipo de luz existente en mi habitación y me tape hasta la cabeza apretando los ojos para no llorar, para dormir y dejar de mortificarme pensando en eso, cuando por fin logré "dormir" me mandó un mensaje diciendo que hace mucho no hablabamos y que me amaba, SOS UN PELOTUDO MI AMOR, tiré el celular hacia cualquier lado y quise tratar de seguir durmiendo para no cagarlo a puteadas porque era lo que en ese momento deseaba hacer pero no debía, no podía, iba a ser mucho peor de lo que estaba siendo. Desperté muy tarde y haber soñado con él me dieron ganas de matarlo y de matarme a su lado ya que lo pienso demasiado siempre, (aclaro que no me gusta pensar excesivamente en él, sus palabras, sus cosas y todo lo que implica) pero es algo inevitable, infaltable (por así decirlo) en todos mis días, te podría llegar a decir que pensarlo siempre ya es mi rutina.



No hay comentarios:

Publicar un comentario