15 noviembre 2011

Cuando algo que escribiste no te gusta, lo borras. Cuando la ropa que te pusiste no te queda bien, te cambias. Pero cuando de lo que vos queres escapar, es tu realidad, como haces? Como decís, ya fue yo me voy? Es imposible, no podes. Te aferras al lugar y te encerras y te quedas ahí toda la vida, con un papel que no te gusta pero te lo bancas igual, eligiendo siempre para los demás y nunca para vos. No podes correr y esconderte debajo de un puente y esperar a que todo pase, te enfrentas a la oportunidad y al no saber que puede pasar, pero huir no esta bien, cuando las cosas son grandes uno tiene que hacer frente y decir: acá estoy y acá me quedo. Mucha gente dice, ojala pudiera mudarme, vivir en un lugar alejado, y re inventarme a mi mismo, borrón y cuenta nueva, pero no es tan fácil, uno no puede olvidarse de que tiene un pasado, una familia, unos amigos y una historia que no se borra con nada, una historia marcada a fuego imposible de tapar, ni siquiera con una nueva identidad. La vida va mas allá del querer ser distinto, todo implica un esfuerzo y todo implica el tener que dejar algo atrás, para empezar algo, previamente algo tuvo que haber terminado. Uno sacrifica su pasado para armar su presente y hacerlo menos duro. Pero uno no se olvida, ponerte una careta no hace que te olvides de todo lo que viviste, te hace alejarte de vos mismo y te ciega completamente. Te obliga a querer ser alguien que simplemente no sos. Por eso uno tiene que aprender a quererse tal y como es, a aceptar su realidad y empezar a quererla un poquito mas, a darse cuenta que no todo es tan lejano, las cosas siempre están tan lejos como uno las crea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario