20 mayo 2012

Intenté sustituir personas insustituibles y olvidar personas inolvidables, perdoné errores imperdonables, me decepcioné con personas cuando pensé que nunca me decepcionarían, pero también decepcioné, reí junto a alguien especial cuando no tenía ganas, hice juramentos eternos que no cumplí y otros puede que sí que los llegue a cumplir, lloré escuchando música y viendo fotos, llamé por teléfono sólo para escuchar una voz, tuve miedo de perder a alguien especial y terminé perdiéndolo, no quería querer y terminé queriendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario